Declaración de prensa del VP Mike Pence con el Presidente Varela

Comentarios preparados – Declaración de prensa con el Presidente Varela

Palacio de las Garzas – Ciudad de Panamá

Gracias, Presidente Varela, es un honor estar hoy con ustedes.

Antes de comenzar, permítanme tomar un momento para abordar de nuevo el terrorífico ataque terrorista de hoy en Barcelona, España.

Este es un día trágico, y las últimas escenas de la carnicería y el caos nos enferman a todos. Como dijo el Presidente Trump: “Estados Unidos condena este ataque terrorista… y haremos lo que sea necesario para ayudar”. La gente de Barcelona debe saber que: Nuestras oraciones y las oraciones de todo el pueblo estadounidense están con las víctimas, sus familias y toda la buena gente de España.

Este último atentado, el peor atentado terrorista en tierra española desde los atentados en los trenes de Madrid en 2004, nos muestra de nuevo que el terrorismo islámico radical es una de las mayores amenazas que enfrentamos hoy.

ISIS ha reivindicado este ataque bárbaro, pero quienquiera que sea responsable debe saber que Estados Unidos de América, junto con nuestros aliados, encontrarán y castigarán a los responsables y expulsarán de la faz de la tierra el mal del terror islámico radical.

Como le dije, Presidente Varela, el Presidente Trump y yo estamos agradecidos por la participación de Panamá en nuestra Coalición Mundial para Derrotar a ISIS. Panamá es el único país latinoamericano en nuestra coalición, y hoy pedimos a todos nuestros socios de Latinoamérica que sigan el ejemplo de liderazgo de Panamá y se unan a nuestra coalición mundial.

Sr. Presidente, estamos agradecidos por su compromiso con esta causa, por su asociación y por la hospitalidad que usted nos mostró a mí y a mi esposa en nuestra primera visita a Panamá.

Fue un honor, junto con el presidente Donald Trump, darle la bienvenida en la Casa Blanca hace apenas dos meses, y ahora es un honor ser recibido por usted, y el Vicepresidente St. Malo, en Panamá y en el hermoso Palacio de las Garzas.

Esta es la última parada en mi primer viaje a Latinoamérica, y estoy aquí, en nombre del Presidente, para reafirmar la amistad histórica entre Estados Unidos y Panamá, y comprometerme a fortalecer nuestra asociación, en seguridad y prosperidad, para el continuo beneficio de nuestros pueblos, de nuestras naciones y del hemisferio que llamamos hogar.

Sr. Presidente, estamos con usted. Estados Unidos de América están con Panamá en nuestra búsqueda juntos de un futuro más brillante.

Hace casi 114 años, Estados Unidos fue el primer país en el mundo en reconocer a Panamá como una nación independiente. Y así como estuvimos con Panamá entonces, continuamos con Panamá hasta el día de hoy, como socios en el comercio y amigos en libertad.

Hoy temprano, he visitado el Canal de Panamá, que representa no solo un camino entre los mares, sino la fuerza duradera del vínculo entre Estados Unidos y Panamá. Juntos, construimos el canal con arena panameña y acero de Pittsburgh.

Y Sr. Presidente, permítame darle las gracias a usted y a la gente de su país por su administración del Canal de Panamá en las últimas dos décadas. Su inversión de más de $5,000 millones en la expansión del canal, terminada el año pasado, fue verdaderamente histórica, y demuestra, una vez más, que la prosperidad de ambas naciones está profundamente entrelazada.

La conclusión de la expansión del canal ha conllevado miles de millones de dólares en inversión en Estados Unidos, con la creación de empleos bien pagados en manufactura, transporte y agricultura.

Y los puertos en Estados Unidos están creciendo para acomodar los nuevos barcos Neo-Panamax -en Savannah, Charleston, y muchos más- y el puerto de Miami acaba de completar una expansión de $2,000 millones.

Permítame también felicitarlo, Sr. Presidente, y al pueblo de Panamá, por su continuo compromiso con las políticas de libre mercado. Estas reformas han desencadenado un crecimiento notable durante la última década, y su compromiso, hasta el día de hoy, está inspirando a los países de Latinoamérica.

Por nuestra parte, Estados Unidos se enorgullece de asociarse en el crecimiento de Panamá, porque su prosperidad contribuye a la nuestra.

Desde 2012, el Acuerdo de Promoción Comercial entre Estados Unidos y Panamá ha reducido las barreras comerciales y ha abierto nuevas oportunidades de inversión, en beneficio de ambas naciones.

Como usted sabe, Sr. Presidente, el TPA ha brindado a los exportadores panameños acceso directo a los mercados de Estados Unidos, aumentado el comercio total de bienes entre nuestros dos países a $6.500 millones el pasado año. Y los negocios estadounidenses han invertido $4.100 millones en Panamá, creando empleos y oportunidades para ambas naciones.

Sr. Presidente, estoy seguro de que con su liderazgo en Panamá y el liderazgo del Presidente Trump en Estados Unidos, podemos construir sobre esta base de éxito y lograr cosas aún más grandes en el futuro.

Lo mismo ocurre con la seguridad -el fundamento de nuestra prosperidad- y un pilar clave de la asociación estratégica entre Estados Unidos y Panamá.

Ya he hablado del liderazgo y la asociación de Panamá con Estados Unidos en la lucha contra el terror islámico radical, pero el liderazgo de Panamá también es evidente en su fuerte cooperación con Estados Unidos en materia de seguridad fronteriza.

En el Aeropuerto Internacional de Tocumen, Estados Unidos se enorgullece de ayudar a las autoridades panameñas a examinar más de 15 millones de registros de pasajeros por año contra bases de datos estadounidenses.

Y hemos proporcionado a Panamá un sistema de gestión de fronteras de vanguardia que incluye un programa de captura biométrica llamado BITMAP para viajeros indocumentados y de alta amenaza.

Usando este programa, Panamá ha capturado y compartido un número sustancial de registros, más que el resto del mundo combinado.

Y Sr. Presidente, como ya hablamos hoy, Panamá está en primera línea en la lucha para eliminar el flujo de drogas ilegales y desmantelar las organizaciones transnacionales del narcotráfico en el Hemisferio Occidental.

El narcotráfico es la causa de tanta violencia, crimen y corrupción que amenaza el futuro del pueblo panameño. Y en Estados Unidos, el flujo de drogas ilegales ha envenenado a nuestros hijos, desgarrado nuestras familias y devastado demasiadas comunidades.

Esta amenaza nos enfrenta a ambos, y juntos, continuaremos enfrentándola y superándola.

Panamá ya ha demostrado ser un socio invaluable. Con un fuerte apoyo de Estados Unidos, el pasado año las fuerzas de seguridad de Panamá capturaron más de 56 toneladas métricas de cocaína -más que el resto de Centroamérica- y Sr. Presidente, estamos agradecidos por su liderazgo personal en esta lucha.

Sr. Presidente, en prosperidad y seguridad, Panamá está liderando a Latinoamérica hacia un futuro mejor.

Pero mientras nuestras dos naciones, y tantos otros, abrazan la promesa y el progreso del futuro, uno de nuestros vecinos en el Hemisferio Occidental se retira a la oscuridad del pasado.

Como ha dicho el presidente Trump: “el pueblo [venezolano] está sufriendo y se está muriendo”. Están experimentando una pobreza aguda, las familias no pueden encontrar la comida y los medicamentos que necesitan para sobrevivir, y niños inocentes perecen cada día de hambre.

La gente de Venezuela que fue una vez libre, se ve obligada a soportar ese destino por la brutalidad del régimen de Maduro.

Venezuela está entrando en la dictadura, y como declaró el presidente Donald Trump: “Estados Unidos no se quedará con los brazos cruzados mientras Venezuela se desmorona”, y puede estar seguro de que: Seguiremos manteniéndonos codo con codo con las naciones libres de todo nuestro hemisferio hasta que la democracia sea restaurada para el pueblo venezolano.

Sr. Presidente, permítame agradecerle una vez más el fuerte llamamiento de Panamá a la restauración de la democracia en Venezuela.

Y agradecemos a Panamá por unirse a otros 11 países para firmar la Declaración de Lima la semana pasada, la cual envía el mensaje poderoso de que los pueblos libres de las Américas apoyarán al pueblo venezolano y enfrentarán a sus opresores.

Pero el Presidente Trump y yo pedimos a Latinoamérica que haga más. Y sepa que: Estados Unidos de América seguirá utilizando todo el poder económico y diplomático estadounidense hasta que se restablezca la democracia en Venezuela.

Como dijo el Presidente Trump hace solo unos días: “tenemos muchas opciones para Venezuela”, pero el Presidente también confía en que, al trabajar con todos nuestros aliados de Latinoamérica, lograremos una solución pacífica a la crisis que enfrenta el pueblo venezolano.

Sr. Presidente, le puedo asegurarle que: Lo que hacemos por Venezuela, lo haremos juntos.

Porque, Sr. Presidente, como usted sabe, un estado fracasado en Venezuela impulsará más tráfico de drogas ilegales, con sus criminales consecuencias asesinas, irradiando hacia el exterior.

El estado fracasado de Venezuela impulsará más migraciones ilegales, comprometiendo nuestras fronteras y dañando nuestras economías.

Y en última instancia, un estado fracasado en Venezuela pondrá en peligro la seguridad, la prosperidad y el bienestar del pueblo de Panamá, Estados Unidos y toda la región.

Todos vivimos en el mismo barrio: triunfamos cuando nuestros vecinos triunfan, tenemos dificultades cuando nuestros vecinos tienen dificultades y, así continuaremos actuando, juntos, para apoyar al pueblo de Venezuela en su lucha por la libertad, y digo con confianza que el pueblo venezolano volverá a ser libre una vez más.

La libertad es el cordón que une a Estados Unidos y Panamá. Hoy, nos rededicamos a este valor tan querido. Y nos comprometemos a fortalecer nuestro vínculo, profundizar nuestra amistad y continuar trabajando juntos para promover la libertad, la seguridad y la prosperidad: para nuestro pueblo, nuestras naciones y para el mundo en general.

Estados Unidos y Panamá se mantienen unidos, y siempre así será.

Presidente Varela, gracias de nuevo por su hospitalidad. Es un honor estar aquí.

###

Source: White House Press Office