El presidente Donald J. Trump honra su compromiso de proteger a los trabajadores estadounidenses al suspender temporalmente la inmigración

Oficina de la Secretaria de Prensa
Para Publicación Inmediata
22 de abril de 2020

“Al pausar la inmigración, ayudaremos a poner a los estadounidenses desempleados en primer lugar en la búsqueda de empleos a medida que Estados Unidos se reabre. Es tan importante. Estaría mal y sería injusto que los estadounidenses despedidos debido al virus fueran reemplazados por nuevos trabajadores inmigrantes que llegan desde el extranjero”. – Presidente Donald J. Trump

PROTEGER A LOS TRABAJADORES ESTADOUNIDENSES: El Presidente Donald J. Trump está tomando medidas para suspender temporalmente la inmigración y proteger a los trabajadores estadounidenses mientras nos enfrentamos al coronavirus.

  • El Presidente Trump está suspendiendo nuevas visas de inmigrantes para poner a las comunidades y trabajadores estadounidenses en primer lugar a medida que avanzamos hacia una reapertura segura de la economía.
  • El Presidente Trump tiene el deber de garantizar que ayudemos a los estadounidenses a recuperar sus trabajos y medios de vida.
  • Esta es una suspensión temporal exigida por la crisis que enfrentamos como nación.
    • La pausa estará en vigor durante 60 días, y el Gobierno continuará monitoreando el mercado laboral para enmendar o extender la proclamación si es necesario.
    • Habrá exenciones para los trabajadores médicos y otros trabajadores esenciales para combatir el brote, cónyuges e hijos menores de ciudadanos estadounidenses, y ciertos otros extranjeros.
  • El Presidente Trump también está pidiendo a su Gobierno que revise los programas de trabajadores invitados para evaluar si se deben tomar medidas adicionales para proteger a los trabajadores estadounidenses.

AYUDAR A LOS ESTADOUNIDENSES A RECUPERARSE: Los esfuerzos del Presidente Trump garantizarán que sigamos colocando a los trabajadores estadounidenses en primer lugar a medida que comenzamos a reabrir nuestra economía.

  • Los trabajadores estadounidenses han resultado perjudicados sin tener culpa alguna debido al coronavirus.
  • Sería injusto permitir que los estadounidenses se queden sin trabajo debido al coronavirus al ser reemplazados por nuevos trabajadores inmigrantes traídos a los Estados Unidos.
  • La migración masiva de mano de obra poco calificada a los Estados Unidos perjudica desproporcionadamente a los estadounidenses históricamente desfavorecidos.
  • Los afroamericanos y otras minorías, los estadounidenses sin título universitario y otros se ven especialmente perjudicados por la afluencia de mano de obra extranjera.

RESPALDADO POR EL PUEBLO ESTADOUNIDENSE: El pueblo estadounidense apoya firmemente los esfuerzos de sentido común para restringir la inmigración a medida que enfrentamos el coronavirus.

  • Encuestas recientes indican que los estadounidenses respaldan firmemente la restricción de la inmigración al país durante esta crisis.
    • Casi el 80% de los encuestados dijeron que están a favor de una suspensión temporal en la inmigración a los Estados Unidos, según una encuesta reciente de USA Today/Ipsos.
    • Mientras enfrentamos los desafíos que plantea el coronavirus, una encuesta reciente del Centro de Investigación Pew descubrió que el 81% de los estadounidenses ven la inmigración masiva como una amenaza.
    • Una encuesta reciente de Scott Rasmussen encontró que el 70% de los encuestados estaba de acuerdo en que el Gobierno debería prohibir temporalmente la entrada de extranjeros a los Estados Unidos.
  • Incluso los demócratas y expertos liberales solían advertir contra la migración masiva y abogar por la protección de los trabajadores estadounidenses.
    • El senador Bernie Sanders en 2015: “¿Creen que deberíamos abrir las fronteras y atraer a muchos trabajadores de bajos salarios, o creen que tal vez deberíamos tratar de conseguir trabajo para estos chicos [estadounidenses]?”
    • Paul Krugman ha dicho: “La inmigración reduce los salarios de los trabajadores domésticos que compiten con los inmigrantes. Se trata de oferta y demanda”.
    • El entonces senador Barack Obama advirtió que la migración masiva “amenaza con deprimir aún más los salarios de los estadounidenses de la clase trabajadora y sobrecarga una red de seguridad ya sobrecargada”.