Palabras de la Encargada de Negocios Roxanne Cabral durante el Seminario de Mujeres oficiales de los Estamentos de Seguridad en Panamá

Lunes, 23 de abril 2018, 08:00 AM

 

Gracias por su amable presentación. Es un honor para mí estar con ustedes y con las compañeras de las fuerzas policiales de Guatemala, El Salvador y Colombia en este primer seminario de liderazgo para mujeres del sector de la justicia y aplicación de la ley en Panamá. Un agradecimiento especial para aquellos que viajaron desde tan lejos para estar aquí.

Voy a iniciar humildemente rindiendo tributo a todas ustedes. Ustedes que superan muchos retos y usan sus uniformes con distinción.  Las mujeres que están aquí sirven todos los días a su país, a su comunidad y a sus familias con devoción y sin miedos. Ustedes ya son pioneras, líderes y campeonas, y es un privilegio para nosotros escuchar y aprender de sus experiencias.

Como Encargada de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos en Panamá y sirviendo una carrera diplomática para los Estados Unidos, créanme que yo sé un poco de que es trabajar en un ambiente dominado por los hombres. Aunque nuestras profesiones tienen distintos desafíos, como mujeres enfrentamos los mismos desafíos.

Hoy estoy aquí para motivarlas hacer tres cosas. ¿Qué sencillo, no? Haz valer tu voz, encuentra tu equipo, y compartir este mensaje. (use your fingers to show counting for more effect)

Primero, haz valer tu voz. ¿Qué es lo que dice tu perspectiva? ¡Dilo! Como mujeres no tenemos las mismas experiencias que los hombres, pero nuestra perspectiva también es vital. Esa voz encontrará a menudo la mejor solución, una visión estratégica, y la respuesta comprensiva necesaria. También, debes conocer y dominar lo que haces, conviértete en una experta y no dudes de tus conocimientos. Cuestiona esa voz que te dice “este no es tu lugar”. Porque déjame decirte, este si es tu lugar y estás exactamente donde deberías estar. ¡Haz valer tu voz, claro y fuerte!

Segundo, encuentra tu equipo. A medida que se acerca el mundial la prioridad con quienes trabajo al parecer es el futbol. No duden en recordarle a la gente que, aunque el equipo nacional masculino de Estados Unidos no clasifico al mundial este año, nuestro equipo nacional femenino son las actuales campeonas del mundo y eso porque ellas juegan en equipo.

Finalmente, asesoren. La asesoría es necesaria para el crecimiento profesional y retención de mujeres policías. Las mujeres pueden llegar a sentirse excluidas en un campo dominado por hombres. Así que hagan un equipo. Proveen oportunidades de conexiones para ayudar a las mujeres, mujeres campeonas apoyándose las unas a las otras.

Una vez las tengan, no las dejen ir, conviértelas en su equipo. Apoya sus ideas, defiéndelas especialmente cuando escuchen a alguien desmeritando sus talentos a sus espaldas. Sean compañeras entre ustedes. Promueve activamente su equipo, no es suficiente ser un modelo a seguir, necesitan ser una campeona para ellas. Aquí en este seminario pueden iniciar y sean un equipo para las demás.

De vez en cuando es importante detenerse y evaluar donde uno está. Celebrar nuestros logros y reconocer nuestra nueva habilidad y destreza. Permitan que este seminario haga precisamente eso, afirmar que ustedes y su nuevo equipo de agentes aquí presente están triunfando con la gran responsabilidad que se les ha confiado a ustedes.

Dejen que el sentimiento de ‘realización’ les invada, eso es poder. Eso es lo que cada una de ustedes posee por dentro y por fuera de su uniforme.

Gracias a todas por proteger y servir a sus comunidades, sus países y nuestro mundo. Los mejores deseos de éxitos para cada una de ustedes.