Discurso del Estado de la Unión del Presidente Donald J. Trump ante el Congreso de los Estados Unidos

La Casa Blanca
Secretaría de Prensa
Washington, D.C.
4 de febrero de 2020

[Fragmentos relativos a política exterior]

*             *             *             *

Una de las mayores promesas que hice al pueblo estadounidense fue reemplazar el desastroso acuerdo comercial del TLCAN. De hecho, el comercio injusto es quizás la razón más importante por la que decidí postularme para Presidente. Tras la adopción del TLCAN, nuestra nación perdió uno de cada cuatro empleos en manufactura. Muchos políticos pasaron, comprometiéndose a cambiar o reemplazar el TLCAN, solo decían esto y luego no pasaba absolutamente nada. Pero a diferencia de muchos que vinieron antes que yo, yo cumplo mis promesas. Hicimos nuestro trabajo. Hace seis días, reemplacé el TLCAN y firmé el nuevo Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA).

El USMCA creará cerca de 100.000 nuevos empleos estadounidenses en el sector automotriz con altos salarios y aumentará enormemente las exportaciones para nuestros agricultores, ganaderos y trabajadores de fábricas. También llevará el comercio con México y Canadá a un nivel mucho más alto, pero también a un nivel mucho mayor de equidad y reciprocidad. Tendremos eso. Equidad y reciprocidad. Y lo digo finalmente porque han pasado muchos años desde que recibiéramos un trato justo en el comercio. Este es el primer gran acuerdo comercial en muchos años que obtiene un fuerte respaldo de los sindicatos de Estados Unidos.

También prometí a nuestros ciudadanos que impondría aranceles para enfrentar el robo masivo de empleos estadounidenses por China. Nuestra estrategia funcionó. Hace unos días, firmamos el nuevo e innovador acuerdo con China que defenderá a nuestros trabajadores, protegerá nuestra propiedad intelectual, traerá miles y miles de millones de dólares a nuestra tesorería y abrirá nuevos mercados para productos fabricados y cultivados aquí en Estados Unidos. Durante décadas, China se ha aprovechado de Estados Unidos, ahora hemos cambiado eso pero, al mismo tiempo, tenemos quizá la mejor relación que nunca hayamos tenido con China, incluso con el presidente Xi. Respetan lo que hemos hecho porque, francamente, nunca se pudieron creer realmente que pudieran haber estado haciendo eso año tras año, década tras década, sin que alguien en nuestro país interviniera y dijera: Basta ya. Ahora, queremos reconstruir nuestro país, y eso es exactamente lo que estamos haciendo. Estamos reconstruyendo nuestro país.

A medida que restauramos el liderazgo estadounidense en todo el mundo, una vez más estamos defendiendo la libertad en nuestro hemisferio. Es por eso que mi administración revirtió las políticas fallidas sobre Cuba de la administración anterior. Estamos apoyando las esperanzas de cubanos, nicaragüenses y venezolanos para restaurar la democracia. Estados Unidos lidera una coalición diplomática de 59 países contra el dictador socialista de Venezuela, Nicolás Maduro. Maduro es un gobernante ilegítimo, un tirano que brutaliza a su pueblo. Pero el dominio de la tiranía de Maduro será aplastado y se romperá. Aquí esta noche está un hombre muy valiente que lleva consigo las esperanzas, los sueños y las aspiraciones de todos los venezolanos. Uniéndose a nosotros en la galería está el verdadero y legítimo presidente de Venezuela, Juan Guaidó. Sr. Presidente, por favor lleve este mensaje a su tierra natal. Gracias, Sr. Presidente. Muchas gracias. Por favor, lleve este mensaje. ¡Todos los estadounidenses están unidos con el pueblo venezolano en su justa lucha por la libertad! Gracias, muchas gracias, Sr. Presidente. Muchas gracias. El socialismo destruye las naciones. Pero recuerden siempre que la libertad unifica el alma.

*             *             *             *

Para proteger el medioambiente, hace unos días, anuncié que Estados Unidos se unirá a la Iniciativa One Trillion Trees, un ambicioso esfuerzo para unir al Gobierno y al sector privado para plantar nuevos árboles en Estados Unidos y en todo el mundo.

*             *             *             *

Mi administración ha emprendido un esfuerzo sin precedentes para asegurar la frontera sur de Estados Unidos.

Antes de que asumiera el cargo, si alguien se presentaba ilegalmente en nuestra frontera sur y era arrestado, simplemente era liberado y se le permitía ingresar a nuestro país, para nunca más volverlo a ver. Mi administración ha puesto fin a la captura y liberación. Si alguien viene ilegalmente, ahora será expulsado rápidamente de nuestro país. Muy importante, celebramos acuerdos históricos de cooperación con los gobiernos de México, Honduras, El Salvador y Guatemala. Como resultado de nuestros esfuerzos sin precedentes, los cruces ilegales han disminuido en un 75 por ciento desde mayo, con una disminución en 8 meses seguidos. Y a medida que el muro se instala rápidamente, las incautaciones de drogas aumentan, y los cruces fronterizos están disminuyendo, y disminuyendo muy rápidamente.

*             *             *             *

Para aprovechar estos logros históricos, estamos trabajando en una legislación para reemplazar nuestro sistema de inmigración anticuado y aleatorio por uno basado en el mérito, que reciba a aquellos que sigan las reglas, contribuyan a nuestra economía, se mantengan económicamente a sí mismos y sostengan nuestros valores.

*             *             *             *

Mi administración también defiende firmemente nuestra seguridad nacional y combate el terrorismo islámico radical. La semana pasada, anuncié un plan innovador para la paz entre Israel y los palestinos. Reconociendo que todos los intentos pasados han fallado, debemos ser decididos y creativos para estabilizar la región y dar a millones de jóvenes la oportunidad de lograr un futuro mejor.

Hace tres años, los bárbaros del ISIS tenían más de 20.000 millas cuadradas de territorio en Iraq y Siria. Hoy, el califato territorial del ISIS ha sido destruido al 100 por ciento, y el fundador y líder del ISIS, el asesino sediento de sangre conocido como Al Baghdadi, ¡está muerto!

*             *             *             *

Todos los días, los hombres y mujeres de Estados Unidos en uniforme demuestran la infinita profundidad del amor que habita en el corazón humano. Uno de estos héroes estadounidenses fue el sargento del Ejército Christopher Hake.

*             *             *             *

El terrorista responsable de matar al sargento Hake fue Qasem Soleimani, quien proporcionó la bomba mortal en el camino que le quitó la vida a Chris. Soleimani fue el carnicero más despiadado del régimen iraní, un monstruo que asesinó o hirió a miles de militares estadounidenses en Iraq. Como el principal terrorista del mundo, Soleimani orquestó la muerte de innumerables hombres, mujeres y niños. Dirigió el asalto de diciembre y luego asaltó a las fuerzas estadounidenses en Iraq, y estaba planeando activamente nuevos ataques cuando lo golpeamos muy fuerte. Es por eso que, el mes pasado, bajo mi dirección, el ejército de Estados Unidos ejecutó un ataque de precisión impecable que mató a Soleimani y puso fin a su malvado reino de terror para siempre.

Nuestro mensaje a los terroristas es claro: Nunca escaparán de la justicia estadounidense. ¡Si atacan a nuestros ciudadanos, perderán la vida!

En los últimos meses, hemos visto a orgullosos iraníes alzar la voz contra sus gobernantes opresores. El régimen iraní debe abandonar su búsqueda de armas nucleares, dejar de difundir el terror, la muerte y la destrucción, y comenzar a trabajar por el bien de su propio pueblo. Debido a nuestras potentes sanciones, a la economía iraní le está yendo muy, muy mal. Podemos ayudarlos a recuperarse muy bien y a corto plazo. Todo puede ir muy rápido, pero tal vez son demasiado orgullosos o demasiado tontos para pedir esa ayuda. Estamos aquí. Veamos qué camino eligen. Depende totalmente de ellos.

Mientras defendemos las vidas estadounidenses, estamos trabajando para poner fin a las guerras de Estados Unidos en Oriente Medio.

En Afganistán, la determinación y el valor de nuestros combatientes nos han permitido hacer enormes progresos, y las conversaciones de paz están en marcha. No busco matar a cientos de miles de personas en Afganistán, muchas de ellas totalmente inocentes. Tampoco es nuestra función servir a otros países como agencias de aplicación de la ley. Estos son combatientes, los mejores del mundo, y quieren luchar para ganar o no luchar en absoluto. ¡Estamos trabajando para finalmente poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos y traer a nuestras tropas de vuelta a casa!

*             *             *             *

Gracias. Dios los bendiga. Dios bendiga a Estados Unidos.

Ver contenido original: https://go.usa.gov/xdKJj