Declaraciones del consejero de seguridad nacional de EE.UU. durante visita a Panamá

El consejero de seguridad nacional de EE.UU., Robert O'Brien (al centro), entrega donación para el manejo del Covid-19 al canciller de Panamá, Alejandro Ferrer (Izq.), y al ministro de Salud, Luis Sucre (Der.)

Traducción al español de las declaraciones del consejero de seguridad nacional de EE.UU. Robert O’Brien luego de la ceremonia de donación de ventiladores en la Cancillería de Panamá.

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

Sobre firma de memorándum de entendimiento de ‘América Crece’

Realmente creemos que tener un fuerte crecimiento económico está en el mejor interés estratégico para todos los países del continente.  A medida que salimos de la crisis del COVID, creo que es muy importante que la gente tenga acceso a crédito, capital y trabajos duraderos, para que todos tengamos un futuro mejor. Estados Unidos tiene un mejor futuro si Panamá tiene una economía fuerte y Panamá tiene un mejor futuro si Estados Unidos tiene una economía fuerte. Lo mismo vale para todos los países de la región.

“América Crece” para nosotros es una forma de utilizar el motor económico de Estados Unidos para beneficiarnos conjuntamente de los recursos, talentos y duro trabajo de nuestros vecinos, y así mejorar la economía de todo el continente. Por lo que no hay mejor lugar para empezar “América Crece” que con Panamá.

Tenemos una larga historia con Panamá, tenemos lazos familiares con Panamá. Las relaciones entre nuestros países son fantásticas. Tuvimos una gran reunión con el presidente Cortizo. El presidente Trump tiene en muy alta estima al presidente Cortizo. Hoy ha sido un gran día y un símbolo del desarrollo económico y el gran futuro económico para los pueblos de Panamá y Estados Unidos.

Sobre donación de ventiladores e insumos para el manejo del Covid-19

Esta pandemia ha golpeado duro a todos los países. Desde el inicio de la pandemia, identificamos la falta de ventiladores como uno de los mayores problemas para Estados Unidos, así que preparamos su fabricación a un ritmo muy acelerado, para producirlos cuanto antes. Tuvimos tanto éxito al hacerlo que pudimos reabastecer nuestro inventario y tuvimos ventiladores adicionales para nuestros socios y aliados.

El presidente de Estados Unidos sostuvo llamadas telefónicas con países amigos, incluyendo el presidente Cortizo, y pudimos enviar 250 ventiladores a Panamá. Este es un símbolo de buena voluntad entre los pueblos de Estados Unidos y Panamá. Este virus nos ha afectado y esta fue una pequeña contribución para ayudar a nuestros amigos en Panamá. Estamos felices que los primeros 50 están aquí. Hay otros 200 en camino. También ha habido otros $4 millones [de dólares] en ayuda humanitaria para ayudar a combatir el COVID, de los Estados Unidos a Panamá.

Esto refleja nuestra amistad, ya que somos vecinos. Nosotros también hemos sido afectados muy duramente por esta pandemia. Hemos sido afectados y queremos ayudar a nuestros amigos en el vecindario, para que también puedan reaccionar [al virus]. Nos sentimos bendecidos en poder hacerlo, es nuestro privilegio y honor poder ayudar.