Declaración del jefe de misión interino Philip Laidlaw

Ciudad de Panamá, 2 de junio de 2020. –Al tiempo que Panamá culmina el Mes de la Etnia Negra, cuando celebramos las contribuciones de los afropanameños alrededor del mundo, y comienza el Mes del Orgullo, no puedo evitar reflexionar sobre el dolor y la difícil introspección que está enfrentando Estados Unidos. En estos meses, como el Mes de la Historia Afroamericana en Estados Unidos, no sólo se celebran los logros de estas comunidades. Estas fechas nos recuerdan su persecución por ser quienes son.

Me entristece el asesinato de George Floyd. Mi corazón siente dolor por él, por su familia, y por tantos otros que estuvieron en esa situación antes que él. Me enoja y me indigna que todavía esto esté ocurriendo. Estados Unidos está en su mejor momento cuando defiende la justicia, la equidad y la inclusión. Y es en momentos difíciles como estos, que podemos convertirnos en una sociedad más sólida.

El país que quiero y represento orgullosamente está enfrentando una trágica pérdida y encarando verdades incómodas acerca de quiénes somos y cómo nos tratamos los unos a los otros. Aunque me entristece este momento oscuro, tengo la esperanza de que abordaremos estos retos, y comenzaremos el largo y difícil proceso de corregir errores históricos. Cuando lo hagamos, seremos mejores de lo que jamás hemos sido.