Comunicado Conjunto EE.UU.-Panamá relativo a la destrucción de ocho antiguas municiones químicas que se encontraban en la Isla San José

Comunicado Conjunto sobre el cumplimiento del Acuerdo suscrito entre República de Panamá y los Estados Unidos de América, relativo a la destrucción de ocho antiguas municiones químicas que se encontraban en la Isla San José

Ciudad de Panamá, 5 de octubre de 2017.- Los Gobiernos de la República de Panamá y de los Estados Unidos de América, de ahora en adelante denominadas “Las Partes”, en seguimiento del Acuerdo de Cooperación concertado y el consecuente plan de destrucción de ocho (8) municiones químicas ubicadas en isla San José, presentado y avalado el 14 de julio de 2017, durante la 85ª Sesión del Consejo Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) y con motivo de la reciente operación conjunta para ejecutar dicho plan, acordaron emitir el siguiente comunicado conjunto:

Las Partes se felicitaron por la exitosa ejecución del plan de destrucción de las ocho (8) municiones químicas antiguas, que se encontraban ubicadas en la Isla San José, en el marco del acuerdo relativo al arrendamiento de instalaciones de defensa firmado entre ambas naciones el 18 de mayo de 1942.

Se agradecen mutuamente por el resultado exitoso del histórico Acuerdo de Cooperación, suscrito en el marco del párrafo 12 del artículo IV de la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción, que concluye con la destrucción de estas ocho (8) municiones.

Agradecen el profesionalismo y la experiencia demostrada por los expertos de las Naciones Unidas,  participantes de la misión de verificación técnica enviada por la Secretaría Técnica de la OPAQ, durante las labores de monitoreo y verificación in situ que se llevaron a cabo en Isla San José del 13 al 25 de septiembre del presente año, durante las primeras dos semanas del periodo previsto para la destrucción anunciado por la República de Panamá, que comenzó a partir del 14 de septiembre de 2017, aproximadamente y continuó hasta el 6 de octubre de 2017.

Reconocen la extraordinaria labor realizada a nivel diplomático y técnico por las autoridades de ambos países que incluyen al Departamento de Estado, al Departamento de Defensa, a la Embajada de Estados Unidos por parte del Gobierno de los Estados Unidos de América y por Panamá, al Ministerio de la Presidencia, al Ministerio de Relaciones Exteriores, al Ministerio de Seguridad Pública, al Ministerio de Salud y al Ministerio de Ambiente.

Comunican que durante la reciente operación conjunta, que tuvo una duración de seis semanas, se contó con la participación de un total de 150 especialistas que incluyó personal del Comando Sur de los Estados Unidos de América junto a personal de la Unidad Técnica de Explosivos de la Policía Nacional.

Informan que el proceso ejecutado permitió la destrucción de las ocho (8) antiguas municiones químicas, identificadas durante una inspección técnica previa de la Secretaría Técnica de OPAQ realizada en el año 2002, mediante un proceso de destrucción utilizó la lluvia y la humedad para asegurar la hidrólisis y dilución de las municiones..

Resaltan que durante el desarrollo de las actividades para la destrucción de las municiones químicas se cumplieron las normas nacionales y los más altos estándares de seguridad aplicables, además de verificar que no se ha registrado ningún daño a la salud ni a la seguridad humana durante el proceso de destrucción, ni ningún impacto significativo y/o permanente al medio ambiente.

Ambas Partes toman nota de los resultados del Informe Preliminar OCW/16-1/17/6967/014 de 25 de septiembre de 2017, presentado por el Equipo de Verificación de la Secretaría Técnica de OPAQ y recibido por el Ministerio de Salud, que es la Autoridad Nacional de la Convención designada por la República de Panamá y se comprometen a proveer las informaciones adicionales requeridas mediante memorándum OCW/16-1/17/6967/013, para que sean incorporadas en el Reporte Final de Inspección que se presentará al Organismo Internacional.

Por último reafirman el compromiso de velar por el cumplimiento de los objetivos planteados por la Convención y las obligaciones derivadas de la misma.